BOLETIN JULIO 2015

 
  CONSTRUCTORES BOLIVIANOS PIDEN PARTICIPACIÓN DEL 30% EN OBRAS PÚBLICAS  
     
   
 
 

El auditorio de la Cámara de la Construcción de La Paz fue escenario de las reuniones de trabajo entre constructores y personeros del Ministerio de Obras Públicas.

El sector constructor del país ha presentado al Gobierno un proyecto de Ley de Regulación de la Participación de Empresas Constructoras en las licitaciones de las instituciones públicas del Estado Plurinacional de Bolivia, para garantizar que las empresas extranjeras que se adjudiquen un proyecto público tengan como socia a una firma boliviana con una participación de al menos un 30%.

La propuesta elaborada desde la Cámara de la Construcción de Santa Cruz (CADECOCRUZ) fue expuesta y debatida en el taller para la Mejora de la Ejecución de Proyectos de Infraestructura, en el que participaron el ministro de Obras Públicas, Servicios y Vivienda, Milton Claros, representantes de la Cámara Boliviana de la Construcción y de las cámaras departamentales.

“Pedimos que toda empresa extranjera que venga a trabajar a nuestro país tenga un socio boliviano con al menos el 30% de participación”, señaló el presidente del Directorio de CADECOCRUZ, Guillermo Schrupp Rivero, a tiempo de explicar que cuando las empresas extranjeras vienen a Bolivia solo traen gerentes y boletas de garantía, y subcontratan a firmas nacionales más allá del límite permitido, que es de 25%, según el Decreto Supremo 181 de Normas Básicas del Sistema de Administración de Bienes y Servicios.

El Ministro de Obras Públicas por su parte, señaló que el encuentro con los representantes de las cámaras de la construcción es un primer paso para conocer sus demandas y que hay amplitud para analizar los elementos planteados por el sector. “Nuestra visión es que se favorezca a nuestras empresas nacionales”, sostuvo.

El proyecto de ley fue presentado en abril de este año y los constructores esperan que la norma sea promulgada en la presente gestión. Según el sector, desde hace unos cinco años se licitan proyectos grandes en infraestructura y una buena parte de las obras se adjudican a empresas internacionales.

CADECOCRUZ estima que el 80% de las obras se adjudican a empresas de procedencia China, Argentina, España, Colombia, Costa Rica y Paraguay. Hasta mayo de la presente gestión, las empresas extranjeras se habrían adjudicado obras por más de $us 4.000 millones.

Se considera que entre 30 a 40 empresas internacionales participan en las licitaciones. Solamente la Cámara Boliviano China tiene registradas a 15 empresas la mayoría de las cuales tienen participación estatal.

Las garantías demasiado elevadas para adjudicarse una obra, constituyen otro problema para el sector, según hizo notar el presidente de CADECOCRUZ. Ante estas limitantes, propuso la constitución de un fideicomiso para garantizar las boletas de garantía. “Safi Unión tendría que manejar el fideicomiso y sería una de las que garantizaría el sistema de construcciones estatales”, enfatizó Schrupp.

El empresario agregó que a través del fideicomiso las empresas constructoras bolivianas podrían garantizar sus pólizas en función a la evaluación que se haga de cada una de las firmas en función de su capacidad técnica y de gestión.

CADECOCRUZ plantea al Gobierno que se flexibilicen las garantías para el tema de créditos, y se pueda aceptar las que no son convencionales, como equipos y maquinaria.

Asimismo, la futura conformación de sociedades –según el proyecto de ley propuesto– permitirá a las empresas bolivianas adquirir, a través de las alianzas con transnacionales, acceder al paquete tecnológico.

REGIMEN LABORAL ESPECIAL

El sector de la construcción genera en Bolivia 500.000 fuentes de trabajo directo, la cifra aumenta a 1.500.000, a nivel nacional con puestos indirectos.

En este contexto planteó al Gobierno incluir, en lo que será la nueva Ley General del Trabajo, un régimen especial laboral para garantizar los beneficios sociales de los trabajadores y para que se dé agilidad a los trámites de afiliación a las cajas de salud.

El presidente de la Cámara de la Construcción de Santa Cruz precisó que hay trabajadores que están dos o tres semanas en una obra y el inscribirlos en las cajas demora tiempo, lo mismo que darlos de baja, por lo que se tiene que ver un sistema más ágil. “Lo que estamos planteando es el tema de crear un régimen especial laboral de la construcción. La realidad de la construcción es muy diferente a la realidad de otros sectores. Hemos trabajado de manera tripartita, hemos consensuado una propuesta de documento con el Ministerio de Trabajo y con el de la Confederación Sindical de Trabajadores de la Construcción de Bolivia para tener un sistema que garantice los beneficios sociales y nos dé agilidad”, señaló Schrupp.

Recordó que en esta propuesta continuará el aporte patronal, pero en este caso sería mucho más ágil. “Queremos que estén asegurados desde el primer día de trabajo”, añadió.